LITURGIA



El criterio de vocación de la aspirante es su actitud al gusto por la Divina Alabanza. La Alabanza contribuye de manera esencial a dar un sentido universal a la vida de la comunidad monástica, y se convierte en el pulmón espiritual de toda la Iglesia y de la humanidad que únicamente en Cristo, en el Cristo orante, encuentra su pleno significado.

EUCARISTÍA: Es el centro de la jornada, y el encuentro fraterno más profundo, repartiendo luego la jornada desde el amanecer hasta el atardecer con la Divina Alabanza.

VIGILIAS: 4:35 a.m. Cristo el Esposo con su Resurrección nos trae la luz de la vida.

LAUDES: 7:00 a.m. Ensalzamos a Cristo verdadero Sol que nace de lo alto. 

TERCIA: 9:45 a.m; SEXTA: 1:00 p.m; NONA: 3:00 p.m están centradas en los salmos litúrgicos.

VÍSPERAS: 5:30 p.m. Es la acción de gracias por un día de bendición ya transcurrido.

COMPLETAS: Al final del día nos introduce en la paz de la noche y culmina con la tradicional SALVE cisterciense.