HISTORIA



En 1971 el Císter llega a México. Cinco monjas francesas provenientes de la Abadía de San José en Ubexy, Francia, fundan el primer monasterio femenino en Latinoamerica.

En 1976 a causa de la falta de agua hubo  un traslado al Rincón de San Jerónimo, a 11 kms. de Ciudad Hidalgo, Michoacán.

En 1995 se  concedió el rango de Abadía, siendo Madre Inés Gravier la  primera Abadesa. 

En el 2002 es electa como Abadesa  Madre Aurora Chávez  primera mexicana en ocupar este cargo. 

En Febrero del 2014 de nuevo M. Inés vuelve a ser electa Abadesa.

Actualmente en la comunidad son 23 hermanas y varias jóvenes aspirantes.